Necesario apoyo

Como parte del esfuerzo económico del Estado, hoy comienza en todo el país el pago del Bono Familiar Universal, subsidio directo cuyo objetivo es permitir a las familias más vulnerables costear el valor de la canasta básica durante el período en que están impedidas de generar ingresos, en razón de las restricciones del estado de emergencia decretado para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Necesario apoyo
Como parte del esfuerzo económico del Estado, hoy comienza en todo el país el pago del Bono Familiar Universal, subsidio directo cuyo objetivo es permitir a las familias más vulnerables costear el valor de la canasta básica durante el período en que están impedidas de generar ingresos, en razón de las restricciones del estado de emergencia decretado para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

20/5/2020

El apoyo asciende a 760 soles, que equivale al valor de la canasta básica familiar, y su entrega se dirige a todos los hogares no considerados en los subsidios anteriores otorgados por el Gobierno.

La proyección del Estado es que el bono será recibido por al menos 600,000 beneficiarios que no figuran en la planilla de los sectores público y privado ni en la lista de receptores de los programas sociales.

El esfuerzo financiero del Estado para asistir a este sector de nuestra población no ha sido menor. De acuerdo con lo informado al Congreso por la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, se destinaron 1,227 millones de soles para solventar la entrega del Bono Familiar Universal.

Asimismo, 836 millones de soles se emplearon en el pago del subsidio a la población rural; 596 millones, en el bono para los trabajadores independientes, y 2,904 millones de soles, en el bono ‘Yo me quedo en casa’.

En total, la ministra Alva precisó que el Estado ha derivado 6,604 millones de soles para garantizar la disponibilidad de los recursos a las familias vulnerables de nuestro país.

Diversos analistas reconocen que el Perú puede tomar estas medidas fruto del espacio fiscal que presenta como resultado de la ejecución de una política económica responsable. En ese contexto, consideramos positivo que el Gobierno decidiera usar las reservas para asistir a los sectores poblacionales más afectados por la emergencia sanitaria.

Era imperativo brindar este soporte, pues al no hacerlo su situación económica se hubiese deprimido aún más, debido a las medidas de restricción que impiden a muchos compatriotas salir a trabajar con normalidad. Esto habría generado, además, un grave problema social.

Si bien es cierto que la entrega de subsidios directos no acabará con la situación de vulnerabilidad de las familias peruanas pobres, se valora como un apoyo vital en el contexto de la crisis actual.

Ante tamaña responsabilidad, el Gobierno espera entregar el Bono Familiar Universal a 6 millones 700,000 familias peruanas. El presidente de la República, Martín Vizcarra, precisó ayer que los primeros 5 millones 100,000 recibirán el subsidio este mes, mientras que al millón 600,000 restantes se les otorgará a fines de junio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *