Interacción de poderes

El hemiciclo parlamentario es el escenario indicado para que el Poder Ejecutivo y el Congreso de la República interactúen de manera directa y alcancen el consenso necesario sobre algún tema que favorezca a los intereses del Estado y al bienestar de la población. Y ese momento ha ocurrido con la nueva representación legislativa y los integrantes del Gabinete, que encabezados por el presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, expusieron las acciones ejecutadas por el Gobierno durante el interregno parlamentario, así como las medidas que impulsa el Ejecutivo en la lucha contra el covid-19 y las disposiciones para una nueva convivencia social.

Una larga exposición ministerial, más un prolongado debate de los congresistas, dejó en claro que ambos poderes estatales gozan de la autonomía y la independencia consagradas por la Constitución. Si bien existen posiciones críticas y diferencias entre las principales autoridades del país, como en todo sistema democrático, la extensa jornada culminó con la aprobación del voto de confianza al equipo ministerial, con lo cual se consolidan las condiciones de gobernabilidad y de unidad para enfrentar el impacto de la pandemia.

Tras obtener la confianza de los congresistas, el jefe del Gabinete recibió con humildad la decisión del Parlamento y renovó el compromiso del equipo ministerial de trabajar con la firme voluntad de vencer las adversidades y mejorar la calidad de vida de los sectores más vulnerables. “El trabajo por el país es el compromiso que prima hoy”, subrayó. Sin duda, se trata de una responsabilidad de envergadura por las circunstancias que golpean al Perú y al conjunto de naciones por la propagación del coronavirus.

El Poder Ejecutivo tiene no solo el deber de dejar un país en las mejores condiciones económicas, sociales y políticas posibles, para así pasar la posta al nuevo gobierno que tendrá las riendas de la nación en el 2021, sino también debe aplicar la estrategia sanitaria ideal para impedir la transmisión del covid-19, evitar un mayor número de decesos y reactivar la economía nacional tras dos meses de cuarentena.

Durante ese período, el Gobierno ha aplicado una serie de acciones para contener al coronavirus; el Perú fue uno de los primeros países en la región latinoamericana que impulsaron un esquema preventivo para poner a buen recaudo a la población. El ministro Zeballos ha reconocido ante la representación parlamentaria que fueron decisiones difíciles, pero siempre pensando en el bienestar de los peruanos y basándose en evidencia científica.

Por ejemplo, el sector Salud amplió su capacidad de atención y diagnóstico desde que comenzó la pandemia, mientras que los peruanos de menos recursos, aquellos sin un ingreso económico fijo, recibieron diversos bonos que les permitieron sobrellevar el confinamiento social con un subsidio directo del Estado. Son acciones que se adoptaron en medio de una crisis generalizada y que el Poder Ejecutivo continuará afinando hasta superar con éxito la crisis del covid-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *