LA COVID-19 Y LOS PERIODISTAS

POR: RONALD MONTORO Y.

20 HOMBRES DE PRENSA HAN MUERTO VÍCTIMAS DEL CORONAVIRUS

Reporteros independientes y de medios estatales están entre los más afectados por el virus Los casi tres meses de la emergencia del coronavirus, en el Perú se han cobrado la vida de dos docenas de periodistas.

SE CONTAGIARON TRABAJANDO

Al menos la mitad de ellos se contagiaron trabajando, principalmente en Iquitos, capital del departamento amazónico de Loreto, y lo hacían en condiciones laborales irregulares. “Hemos tenido colegas cubriendo la pandemia en hospitales y mercados, los focos de contagio, con mascarillas caseras, porque no tienen una empresa que se ocupe de ellos. Concesionan [alquilan por horas] espacios en radio y televisión”, explica a EL PAÍS Zuliana Láinez, secretaria general de la Asociación Nacional de Periodistas (ANP).

LAS VÍCTIMAS

En 83 días de emergencia, han muerto 20 periodistas, 10 de ellos por contagio durante la actividad laboral, y siete en Loreto, la región con uno de los mayores porcentajes de letalidad por la covid-19 en el país. El primer deceso de un reportero ocurrió el 1 de abril en Lima.

PERIODISTAS INDEPENDIENTES

“De esos 10, el 80% son periodistas independientes del interior del país. Eso ha hecho que nos explote en la cara algo que ya sabíamos, que las condiciones laborales y de ejercicio periodístico son sumamente precarias”, añade la portavoz del gremio. Láinez comenta que dos de los fallecidos, Manuel Sánchez y Azucena Romaní, eran trabajadores de medios estatales en los que tampoco se hizo una correcta previsión en las primeras semanas de la emergencia para dotar de indumentaria de protección al personal, no solo el periodístico sino también a los chóferes.

LAS CIFRAS

Después de Brasil, Perú concentra la segunda mayor cantidad de infectados en Sudamérica. Hasta el momento en Perú se tiene –según-, la autoridad sanitaria 203 mil 736 contagios confirmados y 5 mil 738 fallecidos.

SIN PROTECCIÓN ADECUADA

La alarma internacional saltó tras una publicación de The Guardian, pero las condiciones de precariedad vienen de lejos. “Sánchez era corresponsal de TV Perú en Iquitos. La empresa reaccionó muy tarde con los equipos de protección personal. En las primeras semanas de la emergencia salían tapándose con pañuelos, sin los complementos necesarios para cubrir actos oficiales, porque tenían obligación de acompañar a ministros o funcionarios en sus actividades”, continúa Láinez. Romaní, por su parte, era reportera de la agencia estatal de noticias Andina.

LA DEMORA FUE FATAL

“Lo que más pesa es que en los medios públicos hayan demorado en entregar los elementos de protección personal porque no había excusas presupuestarias, la emergencia daba la posibilidad de reorientar recursos para asuntos como estos. Es inaudito que hayan tardado tanto, lo mismo ocurrió en los canales de televisión de señal abierta: solo hace un par de semanas que tienen protectores faciales y mamelucos [monos]. Ha habido desidia en la protección de los periodistas”, agrega la dirigente de la ANP.

CONTAGIADOS EN IRTP

El gremio asegura que en el Instituto de Radio y Televisión del Perú (IRTP), que agrupa a los medios estatales, hay 45 trabajadores contagiados, incluyendo periodistas y personal de apoyo. Otro de los periodistas fallecidos fue Elar Silupú, el corresponsal de Radio Exitosa en Piura, la región con la tercera mayor cantidad de contagios, y la segunda con más número de habitantes del país. En el IRTP extraoficialmente hay unos 45 contagiados, incluidos chó- feres. “Esto merece una respuesta inmediata porque es un medio del Estado, no puede haber tanta desidia”.

LA MÁS INFORMAL

Láinez anota que la empresa a la que pertenece Radio Exitosa, Corporación Universal, “es de las más informales que existen”. “Tienen cinco razones sociales y van cambiando a los periodistas de razón social para evadir su responsabilidad de derechos laborales”, describe. Otoniel Vela, periodista y miembro de la Asociación Nacional de Periodistas en Iquitos, fue uno de los infectados a fines de abril y también uno de los que perdió el trabajo en Loreto debido a la crisis económica que ha causado la cuarentena y la emergencia sanitaria.

ARRIESGANDO LA VIDA

“Ya estoy saliendo de este proceso, pensaba que no resistiría. El canal en el que trabajaba cerró en abril y me quedé sin trabajo, pero lo importante era informar y comentar usando las redes sociales porque aquí colapsó todo: el sector de las medicinas y del oxígeno, los pacientes que fallecían en sus casas. Entonces teníamos que salir a cubrir información”, cuenta Vela. “Con los colegas salimos a las calles a ver la situación en los hospitales, donde ya no daban abasto, y también veíamos a las personas que salían a la calle [no respetaban la cuarentena]: allí debo haberme contagiado, pero queríamos contribuir a que las personas hicieran caso en respetar las medidas”, cuenta el periodista.

PERIODISTAS AUTOGESTIONARIOS

“El 99% de los periodistas en Loreto son autogestionarios [independientes]. Ya luego nos hemos empezado a proteger. Por ejemplo, reciclamos el material [PET] de las botellas de gaseosa para hacer protectores faciales.

LOS FOTOPERIODISTAS

Ahora hay una colega que compró micas y está vendiendo esos protectores”, apunta Vela. La Asociación de Fotoperiodistas del Perú (AFPP) ha informado a este diario que 11 de sus socios están infectados, seis de ellos se contagiaron en el trabajo y dos están hospitalizados. “No tenemos fallecidos, pero todos los medios han tenido casos [de contagio]: en un diario pequeño hubo un caso grave de un fotógrafo infectado con la covid-19, luego de eso les han comprado todo, están llenos de elementos de seguridad. Sin embargo, en otro diario más grande, los fotógrafos han estado todo el mes de mayo comprándose mascarillas con su propio dinero. Ahora el medio les ha entregado cinco mascarillas, pero son siete fotógrafos”, ha reportado un representante de la AFPP.

(fuente Efe, Agencia AFP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *