Médicos cubanos exigen Equipos de Protección Personal (EPP) nuevos cada seis horas

Presidente del Cuerpo Médico de Hospital Regional cuestiona actitud cuando los galenos y asistenciales usan estos implementos por tres días

Hace unos días los médicos cubanos fueron presentados por el Gobierno Regional de Áncash como los refuerzos que tanto se requieren para la lucha contra el coronavirus; sin embargo, la realidad parecer ser otra. El aporte de los galenos que arribaron al hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón no estaría cubriendo las expectativas de sus colegas porteños.

Así lo ha afirmado el presidente del Cuerpo Médico del nosocomio, Leandro Pérez Rodríguez, quien cuestionó la actitud de los profesionales de la salud por exigir el cambio de Equipos de Protección Personal (EPP) cada seis horas, como máximo, cuando los galenos y el personal asistencial que labora en la primera línea de batalla deben usar sus implementos hasta por tres días.

Por esta razón, Pérez Rodríguez se reunió ayer con el director del hospital, Edgar Caballero Cano, para exigir un trato igualitario a fin de no perjudicarse con la entrega de la indumentaria.

“Hemos acordado que los profesionales cubanos hagan sus seis horas y se vayan. Cada EPP cuesta 220 soles en promedio. Ellos quieren usar uno hasta la hora de almuerzo, lo desechan para ingerir sus alimentos y después están exigiendo otro para utilizarlo hasta finalizar su turno. Eso no es justo porque nosotros sabemos de las carencias y estamos utilizando una indumentaria hasta por tres días”, indicó.

A decir del médico chimbotano, sus colegas sí están recibiendo un sueldo del Estado peruano.

CRÍTICA

Respecto a su desempeño profesional en el área COVID-19, Leandro Pérez sostuvo que el aporte de los profesionales centroamericanos es limitado porque, según dijo, “la medicina cubana es preventiva más que recuperativa”. Por eso considera que los médicos debieron ir a postas de salud para efectuar labores de prevención y no para los hospitales donde se atienden casos críticos de coronavirus.

“Los médicos cubanos no son para la envergadura del hospital regional. Están trabajando desde el miércoles un neumólogo, un internista y cuatro enfermeras. Lo que necesitamos más en estos momentos son neumólogos e intensivistas que no hay muchos”, concluyó.

(Correo Chimbote)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *