“No me voy por más que Boca, River o Argentina me vengan a buscar”

Ricardo Gareca aseguró que se mantendrá con el buzo de la selección peruana pese a la atractivas propuestas que le podrían llegar desde su país natal

El compromiso de Ricardo Gareca con la selección peruana, tanto así que ni una presunta propuesta de su natal Argentina podrá romper dicho acuerdo, debido a que el entrenador afirmó no cambiar a la ‘blanquirroja’ pase lo que pase.

En una extensa entrevista que el ‘Tigre’ ofreció al medio argentino ‘Clarín’, dejó en claro que el proyecto que tiene con el equipo nacional no será interrumpido por nada ni nadie, incluso así hayan tentaciones por las escuadras más importantes del continente como Boca Juniors, River Plate, o la ‘albiceleste’.

“Por más que me vengan a buscar Boca y River, no me voy de Perú porque estoy con contrato. Lo mismo que la selección ​o Vélez. Eso lo torna más difícil. Si llego a estar sin trabajo, existe una posibilidad; si estoy trabajando, es más complicado. Soy de esa característica. No sé si está bien o mal, pero así me manejé siempre”, enfatizó Ricardo Gareca.

En cuanto a la clave del éxito con la selección peruana, el DT de 62 años enfatizó principalmente las cualidades que tienen sus pupilos y la fortaleza que les genera al alimentar su confianza como deportistas y expresar los argumentos que tienen para dar pelea a los temidos equipos.

“Nosotros estamos convencidos de la calidad del jugador peruano. ¿Me preguntas si me alcanza para sustentarlo? Hay algunos agregados. Había algo insertado en el aire: que el jugador peruano es débil físicamente y endeble de la cabeza, pero eso no es así. Lo que es endeble es el mensaje. Cuando uno se para frente al jugador y no tiene argumentos, tenés pocas posibilidades. Pero si tenés fundamentos, el jugador sudamericano es ganador, confiable, muy buscado por todos los continentes, que se abre camino solo. Y me baso en eso. Por ahí no es un argumento extenso, pero a mí me funciona de esa forma”, sostuvo.

Asimismo, se refirió a los temas de indisciplina que no fueron ajenos a la selección. “Fui jugador de fútbol y no somos fáciles de manejar. Yo no era un entrenador fanático de las concentraciones y uno de los cambios que tuvimos que hacer fue que jugador que venía de Europa pasaba 10 días en un hotel. El técnico se tiene que adaptar a las circunstancias”, sentenció Ricardo Gareca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *