Los congresistas que prometieron no cobrar instalación, pero que lo hicieron

Durante la última campaña electoral, cuatro parlamentarios de Lima señalaron que no cobrarían los 15.600 soles que el Legislativo les otorga para el inicio de sus funciones, sin embargo, tres meses después, se conoció que sí recibieron dicho monto.

El último jueves se conoció que 23 congresistas de Lima y Callao cobraron los gastos de instalación, equivalente a 15.600 soles, a pesar de que residen en la misma ciudad en la que está ubicado el Palacio Legislativo.

Sin embargo, durante la campaña electoral, al menos cuatro de esos parlamentarios prometió que no recibiría el mencionado dinero, ya que, según consideraron, era un monto que solo necesitaban quienes venían a la capital a representar a sus regiones.

Se trata de Cecilia García, de Podemos Perú; Mónica Saavedra, de Acción Popular; Carlos Mesía; de Fuerza Popular; y Carmen Omonte, de Alianza para el Progreso.

Contradicciones

La primera en mencionar es la representante de Podemos Perú. En diálogo con El Comercio, antes de las elecciones, García enfatizó que no recibiría el dinero porque reside en Lima y no necesita gastar por la instalación, monto que tampoco debería ser cobrado por los que eran reelectos.

“No [cobraré gastos de instalación], porque los candidatos que vivimos en Lima no tenemos la necesidad de cobrar gastos por instalación, porque no lo requerimos, así como no lo requieren los candidatos de provincias que van a la reelección. No por ir al Congreso voy a cambiar mi modo de vida, soy consciente y sé a dónde me estoy presentando y es un acto de servicio”, manifestó.

A raíz de la difusión de la lista de los parlamentarios que recibieron los 15.600 soles, Cecilia García escribió en su cuenta de Twitter que cobró el dinero porque, si no lo hacía, este regresaría al tesoro público y “quizás hasta llegaba a los bolsillos de las privilegiadas AFP que recibieron 30.000 millones del BCR”. También indicó que usó lo recibido para donar cámaras de seguridad a una línea de buses de transporte público que la apoyó durante su campaña.

Similar es el caso de Mónica Saavedra, quien, también en diálogo con el mencionado diario, hizo énfasis a que, en caso sea elegida como representante de Lima, no cobraría los gastos de instalación, porque también reside en esa ciudad.

“No. Porque vivo en Lima y no requiero hacer gastos de traslado ni instalación. Los congresistas de provincias sí lo necesitan”, declaró.

La tercer contradicción corresponde al exabogado del fiscal Pedro Chávarry, el ahora congresista Carlos Mesía, de Fuerza Popular, quien señaló a El Comercio que cobrar los gastos de instalación es “una vieja práctica” que impide que la representación nacional sintonice con la ciudadanía.

“No. Definitivamente no. Es una vieja práctica que ha caído en obsolescencia y que impide a los miembros del parlamento sintonizar con la población”, respondió.

El último de los casos de los congresistas que prometieron y no cumplieron es el de Carmen Omonte, de Alianza para el Progreso, quien afirmó a inicios de marzo que los legisladores que viven en Lima no deberían recibir los 15.600 soles.

“Los congresistas electos por Lima o que radican en Lima no deberían recibir. Debiera reformarse ese tema en el Reglamento [del Parlamento] para que en cada proceso no se vuelva a discutir. Debería quedar claro que los congresistas de provincias necesitan, evidentemente, cambiar su residencia, traer a la familia. Hay motivos, pero para los que vivimos aquí creo que no tiene el menor sentido. Es una decisión personal, pero, entiendo, es de lógica, de sentido común”, declaró a ATV.

(La República)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *