POR QUÉ MUEREN MÁS POLICÍAS

POR: RONALD MONTORO Y.

A diferencia de los médicos y los militares, los agentes policiales tienen más contacto con ciudadanos en la calle, pero hay más factores.

“Cuando un médico llega al hospital, es consciente de que tratará con enfermos y toma todas las medidas a su alcance. El trabajo de la Policía no partió de ese principio. Esa falta de concepto de que todo el que está afuera puede estar enfermo hace que los efectivos no acaten todas las medidas de protección”, indica.

El Ministerio del Interior (Mininter) reportó ayer que hay 5,500 policías infectados y 112 fallecidos.

PRIMERA LINEA

En solo tres días, durante el fin de semana fallecieron diez efectivos. Uno de ellos es el superior PNP Rodolfo Sullón en la región Piura, quien no pudo ser conectado a tiempo a un ventilador mecánico.

En el caso de los médicos, hay 996 infectados y 23 fallecidos. Las Fuerzas Armadas tienen 1,200 contagiados y 7 fallecidos.

¿POR QUÉ LA POLICÍA REGISTRA CIFRAS TAN ALTAS?

¿Por qué la Policía registra cifras tan altas? Expertos consultados por Perú21 coinciden en que el trabajo policial de contacto directo con intervenidos, sumado al desconocimiento inicial de lo contagioso que es el coronavirus y la falta de protección son las causas principales del problema.

FALTA DE PROTOCOLOS

“Sin protocolos claros, cuando la Policía intervenía a alguien en la calle, simplemente lo tomaban o tocaban y generalmente sin la protección adecuada. Como se desconocía qué tan contagioso era el coronavirus, se generó un primer foco de infección”, sostiene José Luis Pérez Guadalupe, exministro del Interior.

Partir de la premisa de que el intervenido es un simple infractor y no un posible infectado fue lo más dañino para la Policía, según José Luis Gil, exdirector de Inteligencia del Mininter.

“Cuando un médico llega al hospital, es consciente de que tratará con enfermos y toma todas las medidas a su alcance. El trabajo de la Policía no partió de ese principio. Esa falta de concepto de que todo el que está afuera puede estar enfermo hace que los efectivos no acaten todas las medidas de protección”, indica.

TRABAJO PSICOLÓGICO Y DE COMUNICACIÓN INTERNA

Por ello, Gil considera que se necesita con urgencia un trabajo psicológico y de comunicación interna en la Policía para cambiar su mentalidad de trabajo ante esta amenaza.

PROGRAMA DE REENTRENAMIENTO

“Urge un programa de reentrenamiento para que conozcan el fenómeno contra el que se lucha. Si están bien entrenados, el policía se autoprotegerá. Hay desconocimiento y la Policía no está realizando este proceso. La nueva amenaza demanda replantear protocolos”, señaló.

Para el general PNP en retiro Marco Miyashiro, exmiembro del GEIN, el cuidado de la Policía también se da llevando las medidas de protección a la propia ciudadanía. “Se debe combatir el coronavirus y no solamente decir ‘quédate en casa’. Brindar a la población herramientas para su protección partiendo de un diagnóstico claro de contagios y escuchando a los técnicos”, dijo.

FOCOS DE INFECCIÓN

El segundo foco de infección, sostiene Pérez Guadalupe, se da en los propios espacios donde conviven los efectivos. Ambientes que suelen ser reducidos. “En las comisarías, los dormitorios son lugares cerrados. Basta que uno llegue infectado y se lo pasa a todos. Por eso, algunos policías prefieren hacer guardias en sus comisarías o direcciones operativas para no ir a casa”, explicó. Sobre la situación de las Fuerzas Armadas, añadió que ellos brindan un apoyo importante, pero el que interviene a un ciudadano es la Policía.

DESTERRAR LA CORRUPCIÓN

Carlos Basombrío, extitular del Mininter, sostiene que, para evitar que las cifras sigan escalando, se debe desterrar la corrupción en la compra de equipos de protección y monitorear la salud de los infectados. La Fiscalía Anticorrupción investiga sobreprecios y fallas en la adquisición de mascarillas, guantes y gel desinfectante efectuada por el anterior comando de la Policía.

“Hubo una pésima gestión de compras corruptas que ha ocasionado que no haya buenos equipos. Ahora se tiene que priorizar el cuidado de los hospitalizados y aislados. El Mininter debería hacer un grupo de trabajo especial, una vigilancia individual”, sostuvo Basombrío.

Partir de la premisa de que el intervenido un simple infractor y no un posible infectado fue lo más dañino para la Policía

(Fuente: Ivan Atilano – peru21.pe)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *