Investigaciones apuntan a que trabajadora de telefonía fue arrojada sin vida al mar

Los efectivos policiales a cargo de las investigaciones sobre la muerte de la trabajadora de Entel en Chimbote, Cindy Rosas Cisneros, sospechan que ella fue arrojada sin vida al mar.

Fuentes policiales revelaron que los detectives han descubierto que el administrador de Entel, Juan Carlos Elar Ponce Esquivel, detenido y principal sospechoso, creó hasta dos coartadas sobre el deceso de Cindy Rosas.

“El inculpado atolló primero una camioneta blanca en la playa El Dorado y después dejó atollar su otra camioneta ploma en la desembocadura del río Lacramarca, pero como no hay crimen perfecto hemos descubierto que para retirar ambos vehículos utilizaron la misma maquinaria pesada, lo que evidencia que ha venido sosteniendo una mentira por ocultar su responsabilidad penal en la muerte de la trabajadora de Entel”, mencionaron.

Según se conoció, los policías están detrás de una información que los lleve a ubicar la habitación en el que Ponce Esquivel y Rosas Cisneros estuvieron reunidos y donde presuntamente habría sido estrangulada.

(chimbotenlinea)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *