Ibañez: “Contra Boca, llegamos confiados a los penales”

En el aniversario 119 de Cienciano, el exportero Óscar Ibáñez rememoró el triunfo del ‘Papá’ ante Boca Juniors por la final de la Recopa Sudamericana 2004.

Más de quince años han pasado desde la consagración de Cienciano en la Recopa Sudamericana 2004, pero dicho recuerdo no deja de ser memorable debido principalmente a dos razones: la primera, porque es uno de los dos únicos títulos internacionales de un equipo peruano, y la segunda, porque se dio ante un club grande a nivel mundial, como Boca Juniors. En la tanda de penales de aquel partido, el héroe fue sin ninguna duda el entonces portero del ‘Papá‘, Óscar Ibáñez.

El también exarquero de la selección peruana contuvo los disparos de Carlos Tevez y Fabián Vargas, con lo cual el equipo cusqueño fue capaz de vencer 4-2 en la definición desde los doce pasos. Para Ibáñez, el resultado obtenido por sus compañeros no fue producto del azar, pues la hazaña conseguida un año antes frente a River Plate en la Copa Sudamericana les dio la confianza necesaria para afrontar la situación.

“Después de ganarle a River, en la Recopa fuimos con otra mentalidad para enfrentar a Boca. Llegamos a los penales y fuimos confiados de poder ganarlo. La prueba fue la calidad con la que pateamos los penales”, aseguró el exguardameta en entrevista con Gol Perú.

El argentino naturalizado peruano reconoció que las charlas que les impartía el técnico Freddy Ternero fueron importantes para salir con más calma a las canchas. “Ternero cerraba las charlas con alguna lectura motivacional de algún libro que nos animaba. Eran palabras que necesitábamos para lo que íbamos a enfrentar. Entre las muchas cualidades que tenía Freddy Ternero, tenía la habilidad de quitarnos la presión”, dijo.

Finalmente, confesó que no tenía previsto jugar más de un año por Cienciano, pero se produjeron algunas circunstancias que prolongaron su estadía en el equipo rojo. “Yo estaba procesando mi salida de Universitario y Juvenal Silva me llamó para reforzar a Cienciano. Mi única duda era si iba a poder adaptarme a la altura porque siempre sufrí en el Cusco. Firmé por 6 meses y me terminé quedando 4 años”, reveló.

(larepublica.pe)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *