BUSCANDO LA VACUNA

INFORME ESPECIAL RONALD MONTORO Y.

Perú busca cerrar acuerdos para probar vacuna contra el COVID-19

Nuestro país, a través de la UPCH, hace esfuerzos para llegar a un trato con un laboratorio chino, pero no hay un anuncio concreto. La carrera para desarrollar la vacuna contra el coronavirus continúa.

Pero hasta la fecha solo hay dos laboratorios que han superado las primeras fases de ensayos clínicos y se encuentran a un paso de garantizar que su fórmula es efectiva y segura para el mundo: la de Sinopharm (China) y la de Astra Zeneca y la Universidad de Oxford (Inglaterra). Ambas se están probando en miles de personas de diversos puntos del planeta.

PRUEBAS

En Sudamérica, hay dos firmas que harán ensayos en Brasil y Argentina. Aun así, hay que esperar los resultados para que recién se pueda empezar a comercializar una vacuna. El Perú ha empezado con las gestiones para ser de los primeros países en adquirir la fórmula cuando esté lista.

COMANDO VACUNA

El Comando Vacuna, junto a la Cancillería y el Ministerio de Salud, está en contacto con diez laboratorios para negociar una eventual compra. Consultado por Perú21 sobre los avances de dichas gestiones, el vocero del Comando Vacuna, Carlos Neuhaus, comentó: “Felizmente las cosas van avanzando muy bien, pero es lo único que puedo decir de momento”.

PRUEBAS EN EL PERÚ

En nuestro país, la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) está en conversaciones con un laboratorio asiático para evaluar la posibilidad de hacer ensayos aquí. Sin embargo, hasta el momento no hay un anuncio concreto.

PRUEBAS EN ARGENTINA

Los laboratorios Pfizer y Biopharmaceutical New Technologies (BioNTech) anunciaron que probarán en personas su vacuna en Argentina. El trabajo conjunto de ambas firmas está cerca de entrar a la fase tres.

EXPERIENCIA CIENTÍFICA

Según explicaron las compañías de Estados Unidos y Alemania, el país sudamericano fue seleccionado con base en diversos factores, entre ellos, la experiencia científica y las capacidades operativas del equipo de investigación principal, la epidemiología de la enfermedad, así como la experiencia previa de Argentina en la realización de estudios clínicos.

EN AGOSTO

El inicio del estudio clínico en Argentina está planificado para inicios de agosto próximo, sujeto a la aprobación del organismo regulador local, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) de Argentina. “Estamos orgullosos de que la comunidad científica en Argentina tenga un papel clave en los esfuerzos de investigación global y en la lucha contra el COVID-19. Nos tomamos esta responsabilidad muy seriamente y confiamos en que la ciencia ganará”, señaló a la agencia Efe el director científico de la Fundación Infant e investigador principal del estudio, Fernando Polack. El gerente general de Pfizer, Nicolás Vaquer, se reunió ayer con el presidente de Argentina, Alberto Fernández, para ponerlo al tanto de los detalles del proceso que se desarrollará en su país.

PRUEBAS EN BRASIL

Brasil es otro país de Sudamérica donde se probará una vacuna contra el virus. El Ministerio de Salud brasileño acordó con la Universidad de Oxford ser parte de los ensayos clínicos; asimismo, aseguró la compra de 100 millones de vacunas y de la tecnología para producir la fórmula en su territorio.

¿SE PUEDEN HACER ENSAYOS EN PERÚ?

El epidemiólogo Luis Suarez explicó que los laboratorios que trabajan en el desarrollo de vacunas buscan directamente a grupos de investigación en diferentes países para realizar pruebas masivas simultáneas en distintos puntos del planeta. “Este tipo de investigaciones no pasan por el gobierno peruano porque el Instituto Nacional de Salud (INS) es el ente regulador de las investigaciones; entonces, el Estado no pude ser juez y parte. Tiene la responsabilidad de que los ensayos se hagan bien; hay todo un proceso que tienen que pasar”, explicó el integrante del Comando Vacuna.

TRES EQUIPOS

Suárez comentó que hay tres equipos de investigación en nuestro país que están trabajando en acuerdos con laboratorios extranjeros para hacer ensayos clínicos con voluntarios peruanos. “El más avanzado es el de la UPCH con un laboratorio chino. Si no me equivoco, es Sinopharm”, detalló el exjefe del INS.

BUSCANDO ACUERDOS

Consultada sobre el tema, la docente investigadora de la UPCH Patricia García respondió que aún no hay ningún acuerdo que ya esté cerrado. “El país está buscando varios acuerdos para poder trabajar estos ensayos, pero ninguno aún se ha concretado.

Tenemos que buscar todos los frentes posibles para ver cómo podemos asegurar el acceso a las vacunas para el Perú. Todavía no hay nada cerrado”, explicó la epidemióloga de la mencionada universidad.

CONTAR CON PERSONAL CIENTÍFICO

Para que el INS apruebe los ensayos de una vacuna, explica Suárez, el equipo de investigación peruano debe contar con personal científico, de laboratorio y operativo respectivamente acreditado ante el Estado.

FASES DE LA INVESTIGACIÓN

“El INS también supervisa que se cumplan todas las fases de la investigación, de la protección a las personas. El expediente del producto que se va a evaluar pasa por la supervisión de la Digemid (Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas) para tener la seguridad de que es una vacuna inocua, que no va a producir ningún daño”, dice el epidemiólogo.

PERÚ TIENE LO QUE SE NECESITA

Suarez considera que Perú tiene lo que se necesita para que se prueben vacunas contra el coronavirus aquí. “Tenemos equipos de investigación reconocidos mundialmente y tenemos un mecanismo de regulación a través del INS. Lo que falta son los acuerdos que puedan establecer las compañías farmacéuticas y los laboratorios con los equipos de investigación nacionales”, dice.

¿TRUMP PODRÍA DEJAR AL MUNDO SIN VACUNAS?

El Gobierno de Estados Unidos ha diseñado un programa llamado Operation Warp Speed, con el que busca asegurarse 300 millones de vacunas suficientes para encarar el 2021 inmune al COVID-19, pero que podría dejar sin acceso temprano a tratamientos y dosis a otros países. “Me parece muy preocupante que las acciones que está tomando Estados Unidos puedan servir para acaparar vacunas y medicinas contra el COVID-19”, declaró a la prensa el profesor Lawrence Gostin, director del Instituto de Salud Global de la Facultad de Derecho de Georgetown.

MILES DE MILLONES DE DÓLARES

El Gobierno estadounidense está invirtiendo miles de millones de dólares para procurarse potenciales vacunas y tratamientos contra la pandemia. El problema, según coinciden los expertos, es que Donald Trump no parece tener en cuenta la dimensión global de la lucha contra el virus y actúa con la intención de asegurarse todo el stock inicial de posibles curas.

LAS PRESIONES

Esto hace pensar que las farmacéuticas que han recibido ayudas a cambio de compromisos por parte de Washington, entre ellas el gigante AstraZeneca, se verán presionadas para poner toda su capacidad productiva al servicio de Estados Unidos.

(Amet Aguirre – peru21.pe)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *