Sanidad fortalecida

“Desde el Poder Ejecutivo, el compromiso es robustecer la logística sanitaria, y para alcanzar esa meta tiene planeado instalar hospitales temporales en diversas regiones”.

El Gobierno se ha fijado tres metas para lo que resta del año: el fortalecimiento sanitario para combatir el covid-19, la pronta reactivación de la economía nacional, y la celebración de elecciones limpias y neutrales. Son ejes de acción que merecerán la atención del nuevo Consejo de Ministros, pero, sin duda, la prioridad se centrará en el área de salud porque aún enfrentamos el riesgo latente de contagio del nuevo coronavirus.

Durante los cerca de cuatro meses de cuarentena, el Poder Ejecutivo ha desplegado grandes esfuerzos para robustecer el esquema sanitario con la adquisición de camas hospitalarias, la habilitación de hospitales especializados, la compra de fármacos y pruebas de descarte, la importación y la fabricación de respiradores mecánicos, y el suministro de oxígeno medicinal, entre otros. Han sido acciones que han permitido reducir los niveles de propagación de la cepa viral, pero aún queda pendiente la tarea de instalar hospitales temporales.

Es cierto que los indicadores de la enfermedad se han reducido, pero, tal como se observa en varios países, el rebrote del virus también se ha convertido en una suerte de espada de Damocles que pende sobre los logros en naciones con un debilitado sistema de salud. Ello obliga a que el Gobierno, las autoridades locales y la población aporten a la contención del covid-19 y así superemos una eventual segunda ola de transmisiones.

Desde el Poder Ejecutivo, el compromiso es robustecer la logística sanitaria, y para alcanzar esa meta tiene planeado instalar hospitales temporales en diversas regiones, además de buscar opciones que solucionen el déficit de personal de salud en los nosocomios a escala nacional, en un trabajo coordinado entre el Ministerio de Salud, Essalud y Servir.

En el caso de la infraestructura, el proyecto especial Legado Juegos Panamericanos y Parapanamericanos ya instaló y habilitó seis establecimientos temporales en los hospitales Hipólito Unanue (El Agustino), Sergio Bernales (Comas), Cayetano Heredia (San Martín de Porres), Carlos Lanfranco La Hoz (Puente Piedra), en el Regional de Huacho, y en el coliseo Lolo Fernández de Cañete. La idea es que este tipo de instalaciones se descentralicen.

Por lo pronto, el Legado ha presentado los planos de construcción de los hospitales temporales que se construirán en la región Amazonas. Uno de ellos se erigirá en la explanada del estadio Manuel Antonio Mesones Muro, en la ciudad de Bagua, donde se instalarán y equiparán 50 camas clínicas con un presupuesto de 5.7 millones de soles; y el segundo centro se ubicará en el caserío de San Luis, compuesto de dos módulos con 100 camas hospitalarias, por 8.1 millones de soles. El Legado se encargará durante su funcionamiento de proveer oxígeno, además de administrar la limpieza, lavandería, manejo de residuos sólidos, seguridad y alimentación, entre otros servicios, con lo que prosigue el fortalecimiento del sistema sanitario en el Perú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *