“Merino se alucina con ser un Valentín Paniagua, pero él, es un golpista”

En Claro y Directo, Augusto Álvarez Rodrich explicó por qué la moción de vacancia presidencial organizada por el Congreso en contra de Martín Vizcarra debería ser considerada un golpe de Estado.

n medio de la pandemia de la COVID-19 y la caída de la economía, el Congreso de la República decidió admitir una moción de vacancia en contra de Martín Vizcarra, tras la divulgación de unos audios que lo vincularían con el caso de Richard Swing.

Augusto Álvarez Rodrich recordó que el actual congresista Edgar Alarcón fue destituido de su cargo en la Contraloría por el presunto delito de enriquecimiento ilícito, por lo que la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, ha pedido levantar el fuero parlamentario, lo cual hasta el momento no ha sido concedido.

“¿Saben quién lo defiende? Su compañero y diría su compiche Manuel Merino de Lama que hace lo que le da la gana”, indicó.

Asimismo, el periodista recalcó que el pasado miércoles, durante una conferencia de prensa, Vizcarra exhortó al Parlamento aprobar la norma que impide que personas con sentencias en primera instancia puedan postular a un cargo político.

Ante este comentario, el presidente del Congreso instó al jefe de Estado asistir a la sesión de la Comisión de Fiscalización, dirigida por Edgar Alarcón, para resolver las preguntar entorno al caso Swing.

Por otro lado, AAR se refirió a las declaraciones de Richard Cisneros, quien alegó que Merino de Lama y Alarcón están detrás de un complot político para tomar el mando del país. Por su parte, el congresista de UPP negó los comentarios.

“Tenemos un Congreso que ha lanzado un golpe de Estado vía un complot organizado por algunas bancadas y que tienen a este señor (Alarcón) como operador”, precisó AAR.

Por último, Álvarez Rodrich indicó que el objetivo sería colocar a Manuel Merino como presidente de la República y prorrogar las elecciones del 2021 dos años más amparándose en la crisis sanitaria por el coronavirus.

“Manuel Merino se alucina con ser un Valentín Paniagua, pero con la gran diferencia que de Paniagua era un demócrata y él es un golpista (…) El golpe se está superando, pero va a salir (Vizcarra) golpeado y débil”, acotó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *